Seminario “Derechos Humanos, Vulnerabilidades y Pandemia”

Spread the love

El 24 de septiembre de 2020, y con la participación de más de 130 asistentes, se celebró el primer Seminario organizado por la Delegación Argentina de la Asociación de Estudiantes y Egresados/as del Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas. La jornada sobre “Derechos Humanos, Vulnerabilidades y Pandemia” contó con distintos paneles sobre situaciones de vulnerabilidad a la luz de los derechos humanos en el contexto del COVID-19, teniendo asimismo como marco la presentación de la Delegación local.


La apertura estuvo a cargo de Ignacio Campoy Cervera que, desde el Instituto de Derechos Humanos “Bartolomé de las Casas”, manifestó su satisfacción por la conformación de la Asociación y por la celebración del evento. Se contó con palabras de bienvenida por parte de Constanza Nuñez Donald, Delegada de países de la Asociación, que manifestó su alegría por la iniciativa de los/as egresados/as argentinos/as. Agustina Palacios, Delegada por Argentina, dio la bienvenida y agradeció a quienes desde la propia Delegación trabajaron con profundo compromiso. Se agradeció a la Asociación, el alentar formar parte desde una identidad propia, y como parte del esfuerzo y compromiso colectivo.

En su exposición sobre “Personas mayores y pandemia” Isolina Dabove explicó que las personas mayores constituyen uno de los sectores más discriminados dentro de la población, que a su vez son atravesadas por discriminaciones interseccionales debido a su nacionalidad, género u orientación sexual. Condenó que durante la pandemia se haya promovido que las personas mayores desistan del uso de camas en hospitales para que fueran utilizadas por personas jóvenes con mayores expectativas de vida.

Eugenia D’Angelo expuso sobre “El avance de las violencias de género como vulneración de derechos humanos durante la pandemia en América Latina y el Caribe”, un tema particularmente exacerbado en nuestra región, que persiste a veinticinco años de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. Notó que el aislamiento social preventivo ha tenido un impacto negativo para las mujeres víctimas de violencia de género y que en varios países de la región, como Argentina, Brasil y Chile, se ha producido un aumento de las llamadas y las denuncias de violencia doméstica. D’Angelo explicó que “los abusadores usualmente restringen la libertad y la movilidad de sus víctimas, de tal forma que las cuarentenas representan una nueva plataforma de control para el abusador”. Así, mencionó que es necesario contar con una respuesta unificada y estructural a la problemática de la violencia contra las mujeres en la región, siendo imperativa “la recolección de datos específicos sobre la comisión de estos hechos para asegurar políticas públicas efectivas y ajustadas a la realidad”.

Gregorio Saravia tuvo a cargo el panel sobre “La nueva masculinidad en tiempos de pandemia: hombres en el hogar” donde reflexionó sobre las experiencias de conocimiento y crecimiento de los hombres llamados a ser parte de los procesos de transformación social y política, especialmente en torno a las funciones de cuidados en el hogar. Así reconoció que las distintas expresiones de los feminismos contemporáneos pueden servir como guía el desarrollo de estas nuevas masculinidades.

En la presentación “Migraciones en tiempo de pandemia” Agostina Hernández Bologna expresó que la pandemia tiene un impacto diferenciado en personas en contextos de movilidad, incluyendo a personas solicitantes de asilo, personas refugiadas, migrantes, o incluso familiares de personas migrantes. Explicó que la pandemia “reforzó categorías que desde el estudio de las migraciones venimos cuestionando como son lo de soberanía, ciudadanía y frontera” preguntando “¿por qué la extranjería funciona como un límite a la universalidad de derechos humanos?”

Fracisco Bariffi analizó “El valor vida ante la escasez de recursos sanitarios en tiempo de pandemia: ¿un retroceso hacia el modelo de prescindencia de las personas con discapacidad?”. Citó a la Relatora Especial de la ONU sobre los derechos de personas con discapacidad para ilustrar los obstáculos que las personas con discapacidad enfrentan en el contexto de aislamiento en cuanto “las medidas de contención, como el distanciamiento social y el aislamiento personal, pueden ser imposibles para quienes requieren apoyo para comer, vestirse o ducharse”. En este sentido, mencionó el caso de Kenji, un niño de doce años con síndrome de down, y los protocolos de actuación y priorización de atención en clínicas y hospitales que impiden el acceso a los tratamientos y consecuentemente del derecho a la salud de las personas con discapacidad.

Por ultimo, Hernán Shapiro y Mariana Catanzaro compartieron el panel “Juicios de Lesa Humanidad y avance de las causas en épocas de pandemia”. Schapiro describió algunos aspectos problemáticos que se han presentado en la etapa oral de los procesos penales en general, y de los de lesa humanidad en particular, en cuanto se ha objetado que la celebración de los debates por plataformas virtuales alegando la vulneración de los principios de oralidad, inmediación, y control suficiente de la prueba. Mariana Catanzaro explicó el modo en que la realización de juicios en tiempos de pandemia afectó a los organismos de derechos humanos en su trabajo en búsqueda de la verdad, memoria y justicia. Así, refirió que el hecho que los imputados sean sentados en situados en el banquillo de acusados, y el espacio para que las víctimas sean escuchadas en el proceso son actos reparadores en sí mismos, lo que puede verse afectado en tiempos de pandemia. Concluyó que en caso de delitos de lesa humanidad la publicidad es clave para dar a conocer la verdad y visibilizar los hechos.

Además de los paneles temáticos, el encuentro contó con la presencia de integrantes del Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas, entre ellos María del Carmen Barranco, Rafael de Asís Roig, Carlos Lema y Patricia Cuenca.

El cierre estuvo a cargo de Javier Ansuátegui Roig, felicitando por la iniciativa y celebrando la conformación de la Delegación Argentina como un gran paso para consolidar las experiencias académicas de estudiantes y egresades del Instituto. Asimismo manifestó el apoyo para la continuidad del trabajo conjunto en materia de investigación y de su incidencia práctica.